Tipos de cargadores para vehículos eléctricos

Conoce las distintas formas que tienes de cargar tu vehículo eléctrico y el tiempo que demoran.

Para el despegue definitivo de la electromovilidad la infraestructura de carga se ha transformado en un tremendo desafío, no sólo para acercar y masificar los autos eléctricos en el diseño de las ciudades del futuro, sino que también para las propias empresas que cada vez están más interesadas en migrar hacia esta tecnología y que ya están proyectando realizar un recambio de su flota para que ésta sea 100% eléctrica.

Actualmente, hay cargadores para los vehículos eléctricos que pueden ser públicos o privados:

Cargadores públicos: Están ubicados en la vía pública y están disponibles las 24 horas al día, principalmente en las estaciones de servicio. También, están emplazados en propiedades privadas con acceso a público, como centros comerciales, supermercados o en oficinas corporativas. En este caso, su acceso está limitado a los usuarios particulares, según el horario de funcionamiento del lugar.

Cargadores privados: Están ubicados en recintos privados y son financiados por empresas que han decidido introducirse voluntariamente al mundo de la electromovilidad. Estos puntos de carga se pueden encontrar en diversos sectores productivos como la minería, energía, logística, metalúrgica, transporte público y privado, entre otros.También, existen cargadores privados que buscan incentivar esta tecnología para beneficiar a una determinada comunidad, como es el caso de universidades e inmobiliarias.  

Infografía tipos de carga para vehículos eléctricos y sus distintos niveles de carga.
Infografía. Tipos de carga y niveles para vehículos eléctricos.

¿Cómo funcionan los puntos de carga?

Funcionan prácticamente de la misma forma que las estaciones de combustible tradicionales, pero con la particularidad es que su carga de energía va directamente hacia las baterías, las cuales proveen de la electricidad al motor eléctrico. Es muy importante precisar que la duración de la carga dependerá de la capacidad de la batería, del modo de carga - ya sea corriente alterna (AC) o corriente directa (DC) - y de la potencia eléctrica del cargador.

Actualmente se pueden encontrar cuatro tipos de cargadores en espacios públicos y privados, y en EV Solutions te los explicamos:

  1. Carga lenta (menores 20 kW): Entre 3 y 8 horas es el tiempo estimado de carga.Este tipo de cargadores son los que predominan mayoritariamente en los espacios públicos en Chile y son usados preferentemente en flotas livianas. Dentro de esta categoría también son incluidas las recargas de uso doméstico, que se caracterizan por tener menos potencia (menos de 7 kW) y su tiempo estimado de cargo puede ir entre 6 y 8 horas, incluso más.
  2. Carga intermedia (entre 20 kW y 50 kW): Entre los 60 y 90 minutos es el tiempo estimado de carga. Este tipo de cargadores también se encuentran en la vía pública y predominan en gran parte de los recintos de propiedad privada con acceso a público, como los estacionamientos, centros comerciales, entre otros.También, son muy usados por aquellas empresas que han iniciado el proceso de recambio hacia una flota eléctrica.
  3. Carga rápida (de 50 kW o más de potencia): Entre los 25 y 35 minutos el tiempo estimado de carga de un vehículo eléctrico. Su capacidad permite recargar una batería en un 80% en aproximadamente una media hora y uso está orientado a viajes largos.  Las estaciones de servicio y las autopistas están empleando estos puntos de carga para impulsarlos viajes interregionales con este tipo de tecnología, como así también las empresas de logística y de última milla.
  4. Carga ultrarrápida (más de 120 kW): Estos prototipos de cargadores están destinados para ser usados en electroterminales de gran envergadura y son empleadas principalmente por empresas de transporte público e interurbano que poseen una considerable flota de buses eléctricos dentro de su operación.

Los autos eléctricos pueden ser cargados, ya sea por corriente alterna (AC) o por corriente directa (DC). Los cargadores AC - que son comúnmente usados en los domicilios y en electrolineras públicas - su energía proviene de la corriente eléctrica variable, es decir, la misma que se utiliza en las casas. Esto hace que la carga sea más lenta y que se depende exclusivamente del cargador interno que tiene el auto.  En cambio, con los cargadores DC se logra mayor velocidad de carga, básicamente porque estos puntos de carga poseen mayor potencia eléctrica y permiten que la entrada de energía llegue de manera directa a la batería.